Liturgia

Nos dedicamos principalmente a la Oración contemplativa,  a la que hemos sido llamadas para contemplar de cerca a aquel que es el Esposo de las vírgenes recitando las horas canónicas según establecen los Santos Padres; aquí es donde recorremos el mundo entero para aliviar los dolores y penas de  los que sufren, los marginados y otros muchos que necesitan un empujón de nuestras oraciones y sacrificios. También en la oración, damos gracias por todo cuando el Señor nos concede para nuestro vivir y caminar hacia Él.